Una novedosa terapia a base de luz permitiría recuperar el habla

Desde hace ya diez años los investigadores utilizan una tecnología llamada optogénetica que manipula el comportamiento de las neuronas, y que consiste en insertar en las células un gen presente en las algas verdeazuladas, o cianobacterias, para que reaccionen, como estos seres unicelulares, a los cambios lumínicos.

Ahora, un nuevo trabajo publicado en la revista Nature Communications revela que la optogenética se ha aplicado a las cuerdas vocales de un ratón con resultados increibles, ya que han logrado que las fibra se contraigan a golpes de luz, sustituyendo a los impulsos eléctricos. Los investigadores ya habían modificado así los latidos del corazón de otro roedor, pero esto supone ampliar la técnica de estimulación lumínica a músculo que dependan del pensamiento consciente.

La idea se le ocurrió a uno de los autores del estudio mientras trabajaba como médico residente en un hospital, donde tuvo que tratar a pacientes con parálisis laríngea. Philipp Sasse, fisiólogo de la Universidad de Bonn, Alemania, y coautor del estudio, explica que en estos casos no funciona la estimulación eléctrica. Las fibras musculares están demasiado juntas en la laringe y se contraen todas a la vez.

Con la luz se podría ser más selectivo, por lo que la optogenética abre una nueva vía para trastornos musculares que impiden hablar o respirar bien. Los investigadores pretenden ahora repetir el experimento en cerdos, cuya tráquea es más parecida a la de los humanos.