Una cámara de 250 megapíxeles para hacer un diagnóstico prematuro de cáncer de piel

El melanoma es uno de los cánceres que produce más muertes al año, en el quinto puesto de la lista. Es una variante dentro de los diferentes tipos de cánceres de piel que, como en la mayoría de este tipo de enfermedades, puede curarse fácilmente si se detecta con tiempo.

Para ayudar a la detección temprana, un grupo de investigadores en la Universidad de Duke han creado una cámara que es capaz de capturar imágenes con gran resolución las cuales permitirán a los médicos y expertos ejercer un diagnóstico preciso de manera mucho más rápida.

Muchos dermatólogos actualmente usan cámaras con lentes de gran angular para estudiar las diferentes manchas que pueden aparecer en la piel. La idea de esta nueva cámara se basa en ellas, pero en esta ocasión se obtendrían imágenes mucho más detalladas con una mayor posibidad de zoom, reduciendo en gran medida el tiempo necesario para hacer un diagnóstico.

La cámara consiste en 34 microcámaras sincronizadas tras un lente en forma de cúpula, la cual ayuda a corregir posibles fallos de las tomas individuales, a la vez que un software une las imágenes produciendo una completa de 250 megapíxeles. Además, las 34 microcámaras se pueden ajustar independientemente por si se necesita incidir en alguna zona específica.

Con la cámara es posible hacer una fotografía de personas hasta 1,98 metros de altura, pudiendo estudiar todo el cuerpo mediante una sola imagen en lugar de muchas separadas. Al obtener la imagen, un ordenador se encarga del diagnóstico prematuro que ayuda a detectar posibles indicios de cáncer en la piel, marcando las zonas de riesgo automáticamente para que después el médico pueda estudiarlas.

Aún se están realizando pruebas en laboratorios de EEUU, para que se aprueben otros ensayos clínicos. De todos modos los investigadores tras el invento confían que en 2015 empiece a usarse con algunos pacientes, debido a que se están obteniendo buenos resultados en las pruebas previas.