Ralentizan el alzheimer en ratones con un fármaco basado en el cannabis

Investigadores del Hospital de Bellvitge de L’Hospitalet de Llobregat han logrado ralentizar la progresión del alzhéimer con un fármaco cannabinoide que se ha probado con éxito en modelos de ratones. El tratamiento crónico con este nuevo fármaco retrasa la neurodegeneración provocada por el alzhéimer e induce una mejora a nivel cognitivo en los animales tratados.

La doctora Ester Aso, investigadora del Instituto de Neuropatología del Hospital de Bellvitge, ha explicado que el estudio ha consistido en administrar durante cinco semanas un fármaco cannabinoide en modelos de ratones con alzhéimer en fases iniciales y, “una vez pasado este tiempo, los animales no sólo no presentan problemas de memoria, sino que tampoco tienen dificultades en tareas de aprendizaje“.

El fármaco utilizado es una combinación de extractos naturales de dos variedades de la planta del cannabis para tratar la espasticidad asociada a la esclerosis múltiple y que se encuentra en fases avanzadas de desarrollo clínico para otras aplicaciones terapéuticas.

Una de las variedades de cannabis que componen el fármaco está enriquecida en tetrahidrocannabinol (THC), principal compuesto psicoactivo del cannabis con numerosas propiedades neuroprotectoras, y la otra está enriquecida con cannabidiol, que tiene efectos antioxidantes y antiinflamatorios y que además mitiga el efecto psicoactivo del THC.

“Este es un fármaco con una combinación muy interesante que mantiene todos los efectos neuroprotectores del cannabis sin producir efectos psicoactivos para el enfermo cuando se usa en dosis bajas como las utilizadas en este estudio”, asegura la doctora Aso.

Tras estos resultados, los investigadores están buscando la financiación necesaria para realizar un ensayo piloto que evalúe la eficacia y seguridad del fármaco en pacientes que presentan los primeros síntomas del alzhéimer.