Los cerebros inteligentes gestionan mejor sus recursos

En el Instituto Federal de Tecnología de Zúrich, Suiza, un grupo de científicos ha demostrado empíricamente la teoría de la eficiencia neuronal, que ya contaba con una amplia aceptación de la comunidad neurocientífica. La hipótesis sostiene que la gente lista emplea mejor sus recursos neuronales.

Para poner a prueba la teoría, los investigadores reclutaron a 80 estudiantes y los sometieron a distintas pruebas relacionadas con la llamada “memoria de trabajo”, que exige esfuerzos, sobre todo al lóbulo frontal. Podría definirse como la habilidad para relacionar recuerdos con nueva información, adaptarse a nuevos objetivos y filtrar la información irrelevante.

Según los tests previos, los voluntarios se dividían en dos categorías. Los que tenían un coeficiente intelectual ligeramente superior a la media y los que puntuaban muy por encima del promedio.

En las tareas muy difíciles o muy fáciles no se registraron grandes diferencias, pero la cosa cambiaba con los problemas de dificultad moderada, entonces la actividad eléctrica era sensiblemente inferior en las personas con mayor cociente intelectual.

Los científicos suizos afirman que, pese a la creencia de otros colegas, la memoria de trabajo no se puede ejercitar. Sí podemos entrenarnos para realizar tareas concretas, pero cuando nos enfrentamos a un nuevo reto, todos partimos de cero.