Fumar podría ser un factor de riesgo para padecer esquizofrenia

Siempre se ha visto el tabaquismo como un efecto colateral que sufren los pacientes con esquizofrenia, ya que los afectados fumarían más para aliviar otros síntomas como la angustia o alucinaciones. Sin embargo, un análisis del King’s College de Londres, que ha revisado 61 estudios independientes, sugiere que la adicción al tabaco podría aumentar la posibilidad de padecer este trastorno del cerebro.

La conclusión se basa en tres datos. En primer lugar, el 57% de los esquizofrénicos fumaban cuando experimentaron el primer brote psicótico. En segundo lugar, los fumadores habituales tienen, según este trabajo, el doble de posibilidades de padecer la enfermedad en comparación con los no fumadores. Y por último, quienes han adquirido el malsano hábito empiezan a sufrir esquizofrenia un año antes.

De todos modos, los investigadores creen que aún no se puede establecer una relación causa-efecto de modo inequívoco, y que hacen falta más investigaciones. Si al final se confirman sus sospechas, posiblemente se deba a que la nicotina altera la producción de dopamina en el cerebro, un neurotransmisor implicado de forma directa en la esquizofrenia.