El dextrometorfano puede provocar alucinaciones en los hijos

En este espacio ya hemos hablado alguna que otra vez de las alucionaciones de los hijos. Francamente, es un tema amplio y delicado de abarcar puesto que, cuando hablamos de “mi hijo tiene alucinaciones” no quiere decir necesariamente que el pequeño esté presentando un episodio de paranoia o vaya a desarrollar una enfermedad mental grave sino que más bien se relacionada con los trastornos del sueño o con las conocidas “visiones nocturnas”

Sin embargo, en esta ocasión queremos hablar de algunas sustancias en los medicamentos que, suministradas en dosis elevadas puede llegar a provocar alguna que otra “visión” o “sonido imaginado” que no existe. Este es el caso por ejemplo del dextrometorfano que es un compuesto que se encuentra en algunos jarabes para la tos.

A primera instancia el dextrometorfano no tiene por qué perjudicar a la salud más allá de si somos o no alérgicos al mismo en cambio es muy importante que usted sea consciente de que una dosis elevada de este compuesto puede ser perjudicial para la salud. Con esto, no estamos diciendo que todos los jarabes para la tos sean malos sino que es bueno que los mantenga lejos del alcance de los niños para evitar este tipo de situaciones.

¿Cuáles son los efectos secundarios del dextrometorfano?

  • Somnolencia
  • Dolor agudo de cabeza
  • Mareos y/o vómitos
  • Pérdida del sentido
  • Desorientación
  • Paranoia

Estos son algunos de los efectos secundarios que encontramos en el consumo desmesurado de dextrometorfano. No obstante, lo injerido tiene que ser bastante por lo tanto, no se produce tan sencillamente. Igualmente es bueno que se ponga en contacto con su médico para consultar las cantidades que debe tomar del mismo.