El cine de suspense provoca reacciones en nuestro cerebro

Cuando estamos viendo una película de suspense que nos sumerje en su historia, ¿que ocurre en nuestro cerebro?

Esto mismo se preguntó el psicólogo norteamericano Matt Bezdek, director de una investigación realizada en el Instituto de Tecnología de Georgia con resonancias magnéticas.

Las personas voluntarias vieron varias secuencias de diez grandes películas de suspense, Alien, Misery, El hombre que sabía demasiado o Con la muerte en los talones.

Conforme en el centro de la pantalla se proyectaban las películas, en los bordes iban apareciendo patrones cuadriculados varios.

Tras analizar las resonancias los expertos observaron que, en los momentos más emocionantes, adquiría un claro protagonismo el surco calcarino, la primera área de nuestro cerebro encargada de recibir y procesar la información visual.

Mientras que decrecía la actividad de las partes del surco calcarino vinculadas a la visión periférica, al mismo tiempo se encendían las áreas que procesan la zona central de los estímulos visuales.

Es decir, la atención de nuestra mente deja de atender a lo que ocurre alrededor, como si se activara una especie de “visión de túnel”.

Los científicos también han comprobado que el suspense pone a trabajar también zonas del cerebro que se ocupan de agrupar objetos por su color y el modo en que se mueven.