¿Conoces los peligros del ibuprofeno?

El ibuprofeno es un antiinflamatorio que se utiliza para aliviar molestias leves que se producen en nuestro organismo. Este fármaco se puede comprar sin necesidad de receta y administrar de manera autónoma simplemente, cuando ya tenemos el foco del dolor concentrado y sabemos que algo tan rápido como el ibuprofeno nos puede aliviar.

Sin embargo, este fármaco tiene una serie de consecuencias muy severas que pone en alto riesgo de peligro a la salud de la persona afectada por un dolor menor. El ibuprofeno es una pastilla sólida que se administra por vía oral esto es, que solo necesitarás de coger un vaso de agua para poder deglutir la misma hasta el estómago.

Las personas aquejadas suelen tomar ibuprofeno para las siguientes molestias o infecciones leves:

  • Dolor fuerte de cabeza
  • Tirones musculares
  • Dolor muscular
  • Infección o dolor de muelas

Son tan solo algunas de las causas en las cuáles la persona decide tomar ibuprofeno para aliviar el dolor. No obstante, este fármaco debe tomarse con algún tipo de control, ya que dependiendo de las características que tenga la persona y el tipo de dolor que presente además de la frecuencia con la que se tome la pastilla, puede suponer un factor de riesgo importante.

El ibuprofeno no debe tomarse “porque sí” ni tampoco es aconsejable su mezcla con alcohol o drogas, ya que puede producir una fuerte afección en el organismo. También es preciso que una vez que hayamos tomado ibuprofeno por ejemplo, para el dolor de muelas, una vez que éste desaparezca sigamos tomándolo al menos dos días más para que nuestro organismo quede regulado en el consumo.

Tomar fármacos sin un tratamiento aunque sea menor puede hacer que nuestro cuerpo lo asimile como parte de él y por tanto, para situaciones posteriores, se reduzca su efecto.

No debemos abusar del consumo de ibuprofeno para el dolor de cabeza por ejemplo, podemos tomar una aspirina que suele tener un buen efecto, ya que un mal uso de este fármaco y su aplicación desproporcionada puede llevar a la aparición de úlceras gástricas.